Etiquetas

,

Hay momentos en los que en una conversación sobre libros, un amigo o una amiga te recomiendan un libro…

porqué les ha gustado, o porqué les ha apasionado…

El peligro de recomendar…

es que quién  recomienda y quién escucha el consejo literario, no tengan nada que ver…

aunque también puede sudecer qué dos personas muy diferentes, disfruten del mismo libro…

Éste ha sido el caso… Un amigo muy querido me recomendó que leyese “la soledad de los números primos”…

Me puso en antecedentes que en parte tocaba el mundo de las matemáticas, y al ser yo muy de letras, debo confesar que fui reacia a la sugerencia…

Y tan recia fuí cómo estúpida, por hacerme una idea equivocada…

Cuando te recomiendan un libro, creo que lo hacen porqué te conocen un poco y saben que puede gustarte!

Debo confesar que a pesar de comparme el libro con ciertas dudas, cuando llevaba unas 20 páginas ya sabía que estaba completamente “pillada” por el autor y de su manera de escribir, cada palabra que leía me engachanba  mas y más…

Mezclar literatura, matemáticas y sentimientos no es nada fácil…

cuando un físico teórico escribe y consigue :

“La soledad de los números primos es una novela escrita por el físico teórico y escritor Paolo Giordano. La novela narra la vida de dos personas que a través del tiempo desarrollan una amistad un tanto extraña, derivada de la soledad de ambos. Con esta novela el autor consiguió el Premio Strega. La obra se ha traducido a más de 23 idiomas.”

Algo te llama a leerle!

Wikipedia hace la siguiente sinopsis del libro :

“La historia gira alrededor de Mattia y Alice. Mattia es un niño superdotado de siete años que tiene una hermana gemela discapacitada psíquica a la que abandona un día en un parque y a la que no vuelve a ver nunca más. Al mismo tiempo que Mattia sufre esta experiencia traumática, Alice tiene un accidente de esquí que la dejará coja. Ambos viven una infancia condicionada por las presiones y los errores de los padres: la madre de Mattia le obliga a hacerse cargo constantemente de su hermana convirtiéndolo en responsable de su desaparición; Alice se ve obligada a practicar esquí a pesar de no gustarle y a responder de este modo a las expectativas de unos padres más preocupados por su apariencia que por las necesidades de su hija.

Ya en el instituto, Alice es una adolescente con una baja autoestima como consecuencia de su cojera y de las burlas constantes que soporta por parte de su compañera de clase Viola y sus amigas. Su afán por ser aceptada en el grupo de Viola la lleva a aguantar sus humillaciones y a hacerse un tatuaje de una flor que hace referencia al nombre de su amiga.

Mattia estudia en el mismo centro que Alice y es un estudiante con muchas dificultades para relacionarse con los demás pero muy conocido entre sus compañeros por su mente brillante en las matemáticas. Aprovechando que Alice todavía no ha tenido novio, Viola organiza una fiesta en su casa para celebrar su cumpleaños e invita a Mattia para que se conozcan. Cuando esto ocurre, Alice es una vez más traicionada por la envidia y los celos de su “amiga” Viola y a partir de entonces nunca más volverá a confiar en ella. Es en este momento, al sentirse más sola y abandonada que nunca por sus amigas cuando encontrará en Mattia a un amigo sincero y dispuesto a escucharla y en quien poder confiar a pesar de su carácter poco comunicativo.

La semejanza de caracteres, sus dificultades para relacionarse con el entorno y las malas experiencias de la infancia y la adolescencia serán el germen de la firme amistad que surge entre ellos y que los mantendrá unidos a lo largo de los años pese a la distancia y al camino diferente seguido por cada uno. Ambos se tienen el uno al otro, confían el uno en el otro y son capaces de comprenderse y apoyarse porque ambos han vivido experiencias que los acercan y que, al igual que los números primos, viven la soledad de quienes no acaban de encajar en la sociedad.”

https://www.youtube.com/watch?v=eC8uvh0YTds

no siempre las cosas deben acabar “bien” o quizás sí?

Si has leído el libro o has visto el film, que opinas?

No diré que pienso yo…

Hay desconocimientos literarios, por los que debes decir GRACIAS a quién te los descubre!

En esta ocasión, debo decir gracias , grazie por descubrirme La Soledad de Los Números Primos, caro peke!!!

Delocosyenajenados

@RosaMaNM